Nuestros Amigos

Buscar en eiXides

AM600Estimados amigos del pedal;

Desde hace algún tiempo ya, demasiado tiempo diría yo, a cada salida mis compañeros me tienen que esperar. Los años no perdonan, y al no tener tampoco mucho tiempo para entrenar, las salidas de fin de semana, esas que se hacen para divertirse y pasarlo bien, se estaban convirtiéndose en un suplicio, tanto para mí como para el resto. Para mí porque veía que aunque me esforzara en entrenar “en secreto” mi estado físico no mejoraba en gran medida, y para el resto porque tener que esperar a que llegue el rezagado es un fastidio, y si encima cuando llega exige unos minutos de descanso, ya ni te cuento.

El colmo o gota que colmó mi vaso fue una salida que hice después de salir muchísimas veces solo y en la que me sentía como nunca. El resultado de esa salida fue que la peña con la que salí consiguió no ya dejarme, sino abandonarme. Menos mal de un compañero que sintiendo vergüenza ajena se apiadó de mí y me esperó, en caso contrario creo que todavía  andaría buscando el camino de regreso. Ante tal panorama me prometí a mí mismo que le pondría remedio, no sabía como pero se lo pondría, ya fuera reventando, dopándome, robando, matando, o lo que fuera, pero quería dejar de ser el farolillo rojo del grupo. Quería ciclar como el resto y divertirme, sin pasar suplicios ni muriéndome a cada repecho al que me enfrentaba.

 

Ojeando las novedades del mundo MTB comencé a ver cómo, y de cada año más, salían modelos eléctricos, pedelecs les llamaban, a mí meyamaha parecía que eso era hacer trampas. No vale, pensaba, lleva motor por tanto no es bici, es moto, más específicamente ciclomotor, o moto con pedales practicables, más tirando a bici que a moto, pero moto al fin y al cabo. Además, la pinta que tenían esas primeras pedelec era horrible, la batería y el motor obligaba a un cuadro deformado y antinatural. Además se veía como la batería era un apéndice extraño de la bici que estaba por ahí en medio, como incrustado donde se solía llevar el bidón. También recuerdo como en su día había leído un artículo con un test sobre una de las primeras pedelec que salieron, y sólo recordaba una cosa, que el rider aconsejaba estar muy en forma por el peso extra que aportaba el conjunto motor y batería, y eso era lo que yo precisamente no tenía, una gran forma física, por tanto inicialmente deseché esa posibilidad.

Pero con el paso del tiempo, y poco a poco, ya sea porque de cada vez se veían más modelos, porque las marcas se esfuerzan en diseñarlas más bonitas, o simplemente porque a medida que las vas viendo y acostumbrando ya no te parecen tan horrendas, pensé en darles otra oportunidad. Así que hace aproximadamente 3 semanas fui a la tienda y concreté con el tendero una prueba. No estaba muy seguro así que, y antes de gastarme un dineral en un engendro eléctrico, quería probarlo.

¿Y cómo fue la prueba?, pues bien, os la resumiré repitiendo lo que pensé cuando me bajé; Quiero una, y la quiero ya. Las sensaciones que tuve durante la prueba quedan explicadas en dos palabras; impresionante y adictivo, sobre todo muy adictivo. La compré, ni lo dudé.  Así que ahora la pedelec está en mi casa, ¿Y ahora qué?  ¿Queréis saber la verdad?, pues os la contaré. No voy a hablar aquí de modos Turbo y Eco, de autonomías, de Watios, que si Yamaha es más natural que Bosch pero Shimano es mejor, Newtons, bla, bla bla, etc, yo os voy a hablar de sensaciones, y el que tenga una pedelec enseguida me entenderá cuando me lea.

 

IntuivaAhora intento salir a la mínima, ya no tengo pereza. Las salidas que hago son el doble, o triple de lo que solía hacer solo. Y quiero más, siempre quiero más. Antes no iba por aquí o por allá porque recordaba que había una rampa que se me atragantaba, o una subida muy dura, o cualquier otra excusa era buena para evitar ese camino. Ahora lo hago, hago esa rampa y las que haya por delante, y cuantas más mejor. Antes veía una rampa y ponía pie a tierra, sabía que no podría, ni lo intentaba, ahora la veo y la ataco sin piedad, la subo y la supero, y ostias pedrín qué buena sensación. Esto es otro nivel, esto un espectáculo. Porque la bici baja bien, muy bien diría yo, incluso mucho mejor que la anterior, no me quejo. Pero he descubierto que ese no es su punto fuerte, su punto fuerte es como sube, no es que suba bien, es que sube muy bien, sube por todo, sube rampas imposibles, y encima lo hace fácil. No os podéis ni imaginar la sensación de llegar arriba fresco, sin el corazón que te salga por la boca y en unas condiciones envidiables para encarar la bajada, y si después de la bajada viene otra subida empinada pues mucho mejor, a disfrutar el doble. Esto es adictivo, os lo aseguro, no pararías, no te apetece dejarlo, deseas seguir un poco más, y probar por ahí, y subir por allá, y volver atrás para volver a repetir el mismo trozo, adictivo, muy pero que muy adictivo. Me dijo el tendero que el problema era la batería, que la autonomía te corta el rollo, te vas entusiasmando y sin darte cuenta ya la has fundido. Personalmente aún no he llegado a ese extremo pero le entiendo, aquí se acaba antes la batería que tus ganas de ciclar, me lo imagino perfectamente y creo que me pasará más de una vez. Esto es una máquina de disfrutar, un pepino eléctrico que puede con todo, baja, sube, salta, sí también salta, no sé dónde desaparecen los más de 20Kg que pesa pero he saltado en lugares donde antes ni se me ocurría. Esto, os lo digo ya, es el futuro, el invento de la pedelec funciona, si dudas pruébala y te convencerás.

¿Y cosas que no van? Porque también hay “peros”, no iba a ser todo tan perfecto, también hay pegas. Vamos a ver, últimamente he visto600x600 111015 minion rear 2 main mucho biker con 29’ rígida. Si te gusta más el Cross Country que el Enduro y tienes una 29’ y te gusta rodar no seas animal y no te compres la pedelec, no la soportarás. A 25km/h corta, y mover los más de 20kg con unas 2,80 a 1 bar como que no es lo más divertido del mundo. Diós mío cómo cuesta moverla.  Yo he llegado a sostenerla a 35Km/h y tela lo que tenía que emplearme. Antes hasta me gustaba hacer un poco de carril bici, siempre dejaba a alguien atrás, ahora lo evito, no es su espacio natural, cualquier RockRider te pasará irremediablemente. 25km/h es enseguida, el par eléctrico tienen esto, que actúa instantáneamente y llegas a esa velocidad sólo con dos golpes de pedal, pero ahí se queda, el software corta y no hay más, nada más. Hasta 30Km/h quizás llegarás pero no mucho más. Intentaré explicarlo mejor con una anécdota que me pasó; yendo por el carril bici con viento en contra bastante intenso conseguía los 25km/h pero ni uno más, ni uno, ni medio siquiera.

Para ponerte en forma no es la mejor compra posible, el motor está ahí, lo has pagado y no utilizarlo es una estupidez. Siempre hay alguno que te dirá que basta que apagues el motor y ala, ya puedes hacer piernas. Sí, claro, yo también lo hago a veces, cuando es llano, porque a la mínima que el terreno es endurece corres a pulsar el On. Es como vivir en el 5º tener ascensor y no usarlo para estar en forma, al final no lo haces. Pues aquí igual, al final le das al botón y sube ella, demasiado tentador.  

Todavía no lo he probado, pero me da que no es la más ágil del mundo. Tengo pendientes algunas rutas en las que es difícil meter la rueda porque el sendero es angosto y requiere cierta técnica; frenas, equilibras, metes rueda, golpe de pedal, etc. La padelec es ágil, cuando estás encima y das pedales su monstruoso peso desaparece milagrosamente, no sabes cómo lo consigue pero hace que te olvides de que llevas más de 20Kg. Pero yo a la mía no la siento tan ágil como la anterior, sobre todo para hacer estas rutas complicadas. Ahora mismo la sensación que tengo es más bien la de llevar un “panzer” que arrasa con cualquier cosa. Ya veremos. Os lo iré contando.

Y finalmente, si eres de los buenos del grupo, de los que tienen que esperar al resto cuando subes, de los que bajan bien sin problemas. Por favor, no te compres la pedelec, porque si ya eres bueno, con un pepino eléctrico serás estratosférico. Recuerdo cómo iba el tendero el día que la probé “escarrufava”.

¿Y los impresentables que me abandonaron?, bueno yo no me considero ni rencoroso ni vengativo, me basta saber que ahora los puedo hundir en la más absoluta de las miserias cuando me dé la real gana.

 

Saludos a todos y felices Watios

Share

Comentarios   

 
0 #1 Krystyna 02-10-2017 23:00
I always spent my half an hour to read this website's posts everyday along with
a mug of coffee.

Take a look at my web-site ... broderie: http://liteau-pour-bouteille-de82715.blog2learn.com/6632386/new-step-by-step-map-for-embroidery
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

 
 
 
 

Contáctanos

Si lo deseas, puedes contactar con los creadores de esta web enviando un e-mail a la siguiente dirección de correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., te contestaremos tan pronto como nos sea posible.

Gracias por visitarnos, Eixides MTBteam

Nota Legal

Eixides© es una web destinada a relatar nuestras excursiones en bicicleta de montaña y a promover la práctica respetuosa del MTB. Todo el contenido de esta web, ya sea texto, imágenes o rutas es original y la propiedad intelectual es de sus creadores. No está permitida la reproducción total o parcial de ningún contenido salvo autorización expresa del autor.